Las bombas de calor absorben energía del aire, agua y suelo y lo transforman en calor. Lo contrario también es posible, es decir , la energía se puede utilizar para enfriar su casa.