Los colectores solares aprovechan el calor del sol para producir agua caliente. También producen energía cuando existe poca radiación solar (en días nublados).